jueves 13 diciembre 2018 Nuestra América Contenidos Latinoamericanos

Nuestra América

http://nuestraamerica.info

Estados Unidos

Libertad de prensa y dos balas en la cabeza

Fecha de publicación: 15 febrero, 2005

Gary Webb sac a la luz, en 1996, todos los planes de la CIA para controlar, e imponer disciplina en, los vecindarios negros en California mediante cocana crack trada de Colombia. Ese plan combin perfectamente la inversin de dinero proveniente de los vecindarios negros pobres, con el apoyo a los contras nicaragenses con un torrente de dinero.

Uno de los mitos ms durables de EE.UU. es la relacin entre el sistema capitalista, llamado eufemsticamente libre mercado, la libertad de palabra y la independencia de los medios. Medios que, como dice el establishment, tienen muchas cualidades democrticas como ser su independencia, objetividad e imparcialidad.

Hasta Noam Chomsky, uno de los crticos ms brillantes y bien documentados de la agenda del status quo de la Casa Blanca, dijo alguna vez que el sistema posee suficiente tolerancia como para aceptar voces radicales.

A veces las acepta, otras, no, y cuando el Sistema no las acepta, su negativa es radical.
Gary Webb, un extraordinario y valeroso periodista estadounidense fue encontrado muerto en su casa en California, el 10 de diciembre del ao pasado.

Como ningn otro periodista, Webb, en su calidad de reportero del San Jose Mercury News, sac a la luz, en 1996, todos los planes de la CIA para controlar, e imponer disciplina en, los vecindarios negros en California mediante cocana crack trada de Colombia. Ese plan combin perfectamente la inversin de dinero proveniente de los vecindarios negros pobres, con el apoyo a los contras nicaragenses con un torrente de dinero.

El trabajo de investigacin de Webb fue muy bien documentado, detallado y serio. A pesar de toda esta preparacin, que garantizaba objetividad, imparcialidad e independencia, el trabajo de Webb y su propia persona fueron atacados sistemticamente por medios llamados prestigiosos como Washington Post, New York Times y Los Angeles Times.

Webb perdi su trabajo en el San Jose Mercury News en 1997, pero en 1999 escribi un excelente libro de periodismo investigativo: 'Dark Alliance: the CIA, the Contras, and the Crack Cocaine Explosion.’ Una de las revelaciones ms interesantes en 'Dark Alliance’ es el papel jugado en esos aos en Miami, Tegucigalpa, Ciudad de Guatemala y San Salvador por el terrorista anticubano Luis Posada Carriles.

En 1974, la CIA fue informada por la Administracin Antinarcticos [DEA] que Posada estaba intercambiando armas por cocana con una persona implicada en asesinatos polticos, refirindose a Flix Rodriguez Mendigutia, un agente de la CIA que orden el asesinato del Che. En 1970, el FBI arrest a 150 sospechosos en la mayor operacin antidrogas en la historia de la polica federal.

En esa poca, el Ministro de Justicia, John Mitchell, indic que la red controlaba un 30% del trfico de herona del pas y entre un 70 y un 80% de las ventas de cocana. Pero no mencion que varios de los arrestados pertenecan a la banda de Juan Restoy, un antiguo poltico de Fulgencio Batista, con vnculos con el antiguo capo de La Habana, Santos Traficante. Dos de los asesinos de ms confianza de Restoy fueron Ignacio y Guillermo Novo Sampol, 'miembros’ del Movimiento Nacionalista Cuba, un grupo terrorista con clulas en Miami y en Union City, Nueva Jersey. Estos dos asesinos, que sirvieron cuatro aos de prisin en Panam, volvieron recientemente a Estados Unidos con la bendicin de la CIA y de la oficina del FBI en Miami.

En junio de 1976, Guillermo Novo Sampol y Posada participaron en la formacin de la organizacin terrorista CORU, cuyas filas estaban formadas por gente como Flix Rodriguez, Frank Castro y otros criminales involucrados en operaciones de trfico de drogas autorizadas por la administracin Reagan en apoyo a los contras nicaragenses, que haban sido reveladas por Gary Webb.
Posada Carriles, Flix Rodriguez Mendigutia, Orlando Bosh y agentes de la Operacin Cndor sudamericanos y de la CIA, sobre todo argentinos, como Santiago Hoya, Jos Ribeiro, Juan Ciga Correa, Ral Guglielminetti, Snchez Reise y Surez Mason, tambin fueron entrenadores de escuadrones de la muerte en pases centroamericanos durante los aos 80.

La serie de Webb en el San Jos Mercury News explica en detalle cmo la red de la CIA vendi toneladas de cocana a bandas criminales a fin de neutralizar la crtica social y poltica en comunidades estadounidenses carenciadas. Webb demuestra tambin cmo el fanatismo anticomunista de la Casa Blanca fue tan ferviente que estaba dispuesta a involucrarse en la propagacin de la ms espantosa epidemia de narcticos de los tiempos modernos en su propio pas y contra sus propios conciudadanos y conciudadanas, as como en la creacin de una red de terror sin precedentes en Centroamrica.

El 10 de diciembre, el cadver de Webb fue hallado en su hogar en California. Dos balas de un revlver de calibre 38 haban destruido su cara. El forense Robert Lyons fue el funcionario judicial que realiz la investigacin de la muerte de Webb. Anunci rpidamente su conclusin: Gary Webb se suicid.

Erasmo Magoulas
Traducido para Rebelin por Germn Leyens

Última modificación: 15 de febrero de 2005 a las 07:00
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.